Para cada una de estas criaturas, trato de llegar a cierta esencia del ser. Un modo de ser diferente para cada una de ellas. Y para esto, me concentro en su dinámica, en su movimiento, en las formas que toma su motivación en su realidad.

Antoine Schmitt

ANTOINE SCHMITT por Jim Andrews
Traducción de Ana Maria Uribe

En lo que se refiere a programación y creación de entidades en línea, la obra de Antoine Schmitt (París) es verdaderamente notable.

Avec determination es un estudio minimalista del movimiento vivo logrado a través de la programación. Según nuestro estado de ánimo en el momento de abordarlo, podemos tener un verdadero espectáculo.

El trabajo de Schmitt se limita casi al código, salvo por algunas líneas gráficas. Imagino que hay por lo menos varios centenares de líneas de código por cada una de estas líneas gráficas simples. El énfasis está puesto no tanto en el software como en el arte.

Al terminar esto, conviene leer el texto de Schmitt sobre avec determination. El último parrafo dice:

Para cada una de estas criaturas, trato de llegar a cierta esencia del ser. Un modo de ser diferente para cada una de ellas. Y para esto, me concentro en su dinámica, su movimiento, en las formas que toma su motivación en su realidad. La imagen, acesoria, no sirve sino para permitirnos aprehender su forma de ser. La interacción misma no es más que un vínculo mínimo entre su realidad y la nuestra. Para cada una de estas criaturas, su presencia, si se manifiesta, deriva de una delicada relación entre la motivación y las fuerzas y formas de lo aleatorio, del cuerpo y del universo.

Es un apasionado y devoto de esta mezcla de filosofía y arte vivo encarnado. Avec determination fue realizada - creo - en 2000.

Lo que vemos en la cita anterior, en los otros textos y en la obra misma es una presentación muy articulada de la confluencia de programación y arte. El filósofo, artista y programador matemático están todos presentes en Schmitt - una extraña combinación.

Schmitt es un programador muy competente. Escribió un Xtra para Director llamado asFFT (fast fourier transform) que permite a las piezas de Director responder al sonido que uno ejecuta a través de la computadora, ya sea por winamp, por el micrófono o por otro medio. Se puede bajar este Xtra y luego probar algunas de las piezas que utilizan el Xtra asFFT. Entre éstas se encuentra Venus #1 de Schmitt, que se mueve con la música que corre en nuestro propio sistema. En su sitio también hay enlaces con obras de otras personas que utilizaron su Xtra asFFT.

En mi máquina, una modesta Pentium II a 400 MHz, la sincronización no es instantánea, pero supongo que sí lo es en máquinas más rápidas.

El Xtra asFFT es muy intrigante, pero las obras hechas con él que vi hasta ahora son más o menos tan interesantes como una lámpara de lava. Exigen trabajo, probablemente más del lado de la realización artística que de la programación. Las reacciones visuales no son excepcionales ni dramáticas, y les falta alma.

Disculpen, no. No más del lado de la realización artística que de la programación. Ambas están inextricablemente fusionadas en la obra de Schmitt: esto es parte de lo que está diciéndonos. Y es uno de los atractivos de su obra. Si uno se pregunta qué es lo que hace que la cosa adquiera vida, se verá que tiene que ver con la manera en que la pieza de Director responde al sonido, y la manera en que responde al sonido es en gran parte una cuestión de programación, y no del aspecto particular de la criatura misma, si bien, por supuesto, el aspecto de la cosa, su geometría, están muy relacionados con el código, como lo indica en su texto al decir:

Una vez que este cuerpo y este universo físico están colocados en su lugar, le doy al cuerpo músculos, que son fuerzas que actúan sobre los elementos del cuerpo unos en relación a otros. Tales fuerzas también se encarnan (implementan) en algoritmos que actúan en lo inmediato, en tiempo real.

Podemos ver la relación entre su proyecto asFFT y avec determination: ambos están relacionados con el movimiento vivo de distintos modos, y este es un tema que recorre una gran parte de su arte y de su investigación, cuidada y apasionante, como artista-programador. Y es un trabajo que continúa.

Comparte con Durieu el interés por la entidad artística programada. Uno piensa en Oeil Complex y las criaturas de Zoo de Durieu. Y el movimiento de estas criaturas es crucial para su vivacidad, para la calidad de su presencia. Schmitt también está interesado en ese nivel de detalle dentro del movimiento, y en el detalle que responde a la situación particular como resultado de la programación variable. Es realmente gracias al detalle del movimiento que el personaje adquiere sutileza y potencia. Cuando dos personas con intereses similares tienen el mismo alto vuelo, suele haber entre ellas una amistosa rivalidad. ¿Será este el caso? Difícil decirlo, quizás.

La estética de Schmitt, como podemos ver, es minimalista. En esto está más cerca de servovalve que de Durieu. Durieu y Schmitt probablemente son igualmente aptos en lo que respecta a la programación y a la ingeniería. Schmitt en una época trabajó como programador para NeXT. Pero Durieu se inclina más hacia lo gráfico, mientras que Schmitt lo hace hacia la representación esquemática o mínima. Schmitt trabaja con la intensidad filosófica y literaria del que sufre. Durieu es como Wallace Stevens. Le ciel est bleu. El Emperador de la Crema Helada. Durieu parece más influenciado por los letristas franceses y por la poesía visual que, digamos, por Schopenhauer o Lacan u otros pesos pesados de la filosofía que uno imagina devorados por Schmitt. La obra de Durieu es lírica en cierto sentido, una canción potente y alegre, poesía de la mente con su impresionante estructura de programación matemática, mientras que la de Schmitt es meditación de otro tipo, al estilo de Becket o Duchamp, pero no menos informada en lo que respecta a la programación y a las matemáticas.

Idealmente, se motivan e inspiran mutuamente. Me llamaría la atención si no tuviera la certeza de que son dos de los artistas intelectuales más importantes de Francia. Ambos me resultan sorprendentes.

Su programación está al servicio del arte, de la poesía, de la síntesis. Pero también al servicio de la creación de entidades con sus propias conductas, semiautónomas en el sentido de que son animismos, artefactos silenciosos dotados de alma, máquinas hechas de palabras que reaccionan frente a sus entornos de distintas maneras. Como obras de arte, pero también como entidades vivas semiautónomas. En este sentido, Durieu y Schmitt canalizan el potencial de la programación orientada al objeto de un modo positivo, insuflando espíritu a lo que suele ser la creación de armamento alarmante y sin alma.

Importa conocer la diferencia. La programación y matematización de la sociedad continuarán. Importa ver cómo las creaciones de la programación orientada al objeto pueden estar animadas por la esperanza y la utilidad generosa en beneficio de la humanidad. Si comprendemos la diferencia, si comprendemos cuánto espíritu pueden contener, podremos con mayor facilidad reconocer lo contrario cuando lo veamos, no aceptarlo y exigir algo más beneficioso para la humanidad, algo que contenga mayor respeto hacia nosotros mismos y hacia la dignidad humana.

Durieu y Schmitt, al igual que los otros en este grupo informal, producen arte para Internet. Desde París. La calidad del trabajo de todos los miembros de este grupo es sorprendente. Pero la presencia de artistas-intelectuales del orden de Durieu y Schmitt entre ellos es aun más increíble e indica que estamos comenzando a ver algo del mejor arte del mundo en la Red. No sólo en tal o cual individuo aislado, sino en una escala mayor, como vemos actualmente en París.

No es difícil advertir que la confluencia de artes, medios, programación y matemáticas constituye una gran atracción para mentes interesantes y creativas. Esto continuará y, con ello, el crecimiento del arte en la Red, no sólo dentro del mundo del arte, sino también para un público más amplio.

Me interesa saber qué otras entidades prepara Schmitt. Su sitio es gratin.org/as. Si seguimos la ruta gratin.org, podremos advertir su generosidad, pues conduce no sólo a la obra del propio Schmitt, sino a una fascinante colección de enlaces dedicados a las formas del arte que utilizan los algoritmos como materia prima. Tan actuales y al mismo tiempo tan clásicas.

¿Quiere arte francés de alto vuelo en su computadora? Este es el lugar.

 

  Entrevista
Andrews

Su obra avec determination es notable por su vivacidad y autonomía minimalistas. ¿Cuánto tiempo trabajó en estas obras?

Schmitt

Los algoritmos que subyacen a avec determination son bastante complejos. Los ideé para mi obra Venus #1, en 1998, y me tomó alrededor de una semana ponerlos a punto. Luego reutilicé los mismos algoritmos como base para las piezas de avec determination (agregándoles la determinación) así como para la pieza perls de la serie avec tact. Crear cada una de las piezas de avec determination me tomó luego entre una y varias horas. Esto depende sobre todo de mi estado de ánimo.

Andrews
¿Qué problemas encaraba al hacer estas piezas?
Schmitt
La esencia del ser dotado de cuerpo. Toda mi obra trata de por qué las cosas se mueven (de este modo), de las fuerzas tras los movimientos, de la tensión entre lo que va a pasar... En el caso de avec determination, la tensión es entre el deseo de tenerse en pie y las dificultades de hacerlo, lo cual es a la vez metafórico y desesperadamente físico.
Andrews
¿Aplicó este trabajo a otras cosas o tiene planes futuros para él? ¿Es un trabajo en curso?
Schmitt
Avec determination es un trabajo en curso. Creo estas criaturas sufrientes como una manera de sacar algo de mí mismo. Comencé esta serie en 2000 y realicé la última pieza en febrero de 2002.
Andrews

Me gusta su sección About "avec determination". ¡Apasionada y artístico-filosófica, Antoine! Tuve la impresión de que se trataba de un trabajo en curso.

Schmitt

Tengo muchos temas de exploración en curso. La serie avec determination, la serie de los nanoensembles, el tema de Vexation 1. Para todos ellos, coloco un contexto y trato de empujarlo.

Andrews

Hábleme de su Xtra asFFT para Director. ¿Cuándo lo hizo?

Schmitt

Lo hice en 1998, para mi pieza Venus #1. Quería una criatura que se moviera con la música, para un concierto que hacían unos amigos (entre los cuales estaba Jean-Jacques Birgé, coautor de varias obras de Nicolas Clauss y de algunas de Frédéric Durieu), y deseaba que sus movimientos fueran complejos, pero siempre relacionados con la música. Fue en ese momento que creé a la vez el Xtra asFFT y los algoritmos para mover un cuerpo articulado.

Siempre me interesan las causas del movimiento y abordo este tema desde distintos ángulos. Uno consiste en darle a una criatura los sentidos, y hacer que reaccione frente al mundo exterior; en el caso de Venus #1, frente a lo que oye. En Venus #1, para la cual creé asFFT, el oído de Venus está directamente conectado a sus músculos, de manera que el sonido anima directamente el cuerpo. El Xtra asFFT es el oído de Venus #1.

Andrews
¿Está contento con su pieza Venus #1 y con el Xtra asFFT en su estado actual? ¿Sigue trabajando sobre esto, o ya está terminado? ¿A qué aspira?
Schmitt
Me gusta mucho Venus #1. Creo que tiene su propio modo de reaccionar a la música, que nos lleva a escuchar de una manera diferente música que conocemos. Como indica el #1, tenía idea de crear otras criaturas con el mismo concepto, pero aun no encontré la inspiración.
Andrews
¿Cómo describiría sus principales intereses como artista-programador?
Schmitt
Me encuentro en el cruce de una práctica (la programación) y de una investigación artística, principalmente humanista. Utilizo la programación como una materia que modelo para crear, en el campo de las artes plásticas, objetos y situaciones. Mi centro de interés principal es la tensión entre lo que va a pasar, y la programación constituye una manera única de explorar este campo. Un programa es una enorme sucesión de microdecisiones; esta semejanza con los seres vivos es notable, y en esta semejanza me concentro.
Andrews
¿Existen otras obras de las que desee hablarme?
Schmitt

¡Demasiadas! Mi última serie, los nanoensembles, y su amigo el world ensemble, así como sus primos el 22 cubes ensemble y la performance nanomachine me resultan en la actualidad muy excitantes.

Andrews

En gratin.org usted armó una magnífica página de enlaces. Parece seguir de cerca lo que ocurre en la Red en torno al arte algorítmico.

Schmitt

¡Sí! Este campo se ha vuelto realmente activo últimamente, y montones de obras interesantes y de posiciones teóricas se producen alrededor de él. En cierto sentido está sobremediatizado, principalmente debido al misterio del acto de programar (para los no programadores). Trato de mantener el sitio gratin.org focalizado en mi interés principal, vale decir los sistemas, las simulaciones, la autonomía...

Andrews

¿Qué es gratin.org? ¿Qué hay en él?

Schmitt
Centralizo los enlaces interesantes que me envía un grupo de conocidos.
Andrews
¿Usted, Durieu y Nicolas Clauss hablan mucho de sus intereses comunes?
Schmitt
En realidad, a pesar de que nos encontramos mucho, no hablamos de lo que hacemos. Hablamos principalmente de la vida (difícil) del artista, y de los contratos en curso.
Andrews
¿Qué otras problemáticas e intereses comparte con Durieu, Clauss, servovalve y Jean-Luc Lamarque?
Schmitt

Me gustan mucho los objetos lúdicos de Frédéric Durieu. Me encanta la poesía de Nicolas Clauss (y de Jean-Jacques Birgé). La estética gráfica de servovalve me inspiró mucho. Me gusta también el aspecto de herramienta creativa y el enfoque colaborativo de Pianographique de Jean-Luc Lamarque.

Andrews
Todos ustedes usan Director y son artistas programadores. ¿Cómo ocurrió esto?
Schmitt
¡No tengo idea! Para mí, Director es la mejor herramienta porque me permite concentrarme en el corazón de mi trabajo sin tener que preocuparme de los detalles técnicos, como la portabilidad, los archivos de imágenes, los formatos de sonido, etc. Director, a pesar de todos sus defectos, es una plataforma ideal para prototipear muy rápidamente (de la idea al objeto) y para integrar la imagen y el sonido con algoritmos.
Andrews
¿Dónde acostumbran encontrarse?
Schmitt
En lo de nuestro amigo Jean-Jacques Birgé :-) Es él quien creó el vínculo entre la mayoría de nosotros.
Andrews
¿Usted trabaja con ellos?
Schmitt
Trabajé bastante con Jean-Jacques Birgé (Carton, Machiavel) y algunas veces con servovalve. Y hay algunos proyectos en camino...
Andrews
¿Le parece poco habitual esta situación, formar parte de un grupo tan talentoso de artistas que utilizan todos la misma herramienta, son artistas web y viven en la misma zona?
Schmitt

Creo que hay otros grupos poco habituales, en Londres (alrededor de generative.net), Nueva York (en torno a dorkbot-nyc) o aun París (betaville, etc...)

ANTOINE SCHMITT por Jim Andrews
Traducción de Ana Maria Uribe
 
Cliquear para ir al tope del documento.
Co-publicado febrero de 2003, Nueva York, Río, Berlín, Toronto