Realmente no sé qué pensar cuando leo una crítica, ya sea favorable o desfavorable. Nunca me hace sentir que cuando me ponga a escribir nuevamente sabré cómo hacerlo, que es lo que más me interesa.

John Ashbery

INTRODUCCIÓN por Jim Andrews
Traducción de Ana Maria Uribe




Paris Connection enfoca el extraordinario arte web que hacen en París seis artistas franceses: Jean-Jacques Birgé, Nicolas Clauss, Frédéric Durieu, Jean-Luc Lamarque, Antoine Schmitt y servovalve. Paris Connection, a través de entrevistas, perfiles y otros escritos, ofrece perspectivas individuales de cada uno de ellos, pero también de todos como grupo de factura difusa. La coherencia de su trabajo como grupo es fascinante.

Paris Connection es una copublicación de cuatro sitios en cuatro países: Brasil, Canadá, Alemania, y Estados Unidos. Nuestro objetivo fue presentar todo el proyecto en inglés, francés, portugués y español. Al escribir estas líneas, parece casi posible. Cada uno de los sitios presenta Paris Connection de una manera diferente. Las entrevistas y perfiles figuran en todos los sitios, pero se hizo un pozo con escritos adicionales, que los productores podían incluir en sus sitios o no. Esto da como resultado diferencias en la forma de presentar cada sitio.

Individualmente, los seis franceses están entre los artistas de la web más brillantes del planeta. Y, puesto que son artistas de la web, pueden verse las obras mismas, y no una representación de ellas.

Algo hermoso se está desarrollando en París. Casi todos se conocen entre sí. Cuando escribo esto, servovalve aun no se ha reunido con Clauss; son los únicos dos que no se conocen entre sí. Muchos de ellos han colaborado en una misma obra. Todos ellos utilizan Director, de Macromedia, excepto Birgé, de manera que la colaboración se hace más fácil que si usaran herramientas diferentes. La síntesis de artes, medios, matemáticas, programación y colaboración entre los seis artistas y dentro de la obra de cada uno de ellos es digna de admiración.

Tres de los seis, Durieu, Schmitt y Lamarque, son artistas-programadores. Director ha figurado en su repertorio durante diez años. Trabajaban en CD antes de hacerlo en la Red, y aun lo hacen para algunos proyectos. El CD permite "medios pesados". Pero si uno visita su obra, no encontrará demasiadas semejanzas estilísticas entre los tres. Ni siquiera semejanzas conceptuales. Aunque existen algunos parecidos interesantes que las entrevistas y los perfiles investigan un poco.

Servovalve, a diferencia de Durieu, Schmitt y Lamarque, no tiene antecedentes de programador, pero su trabajo se mueve progresivamente hacia ese campo, con - diría yo - bastante éxito y energía. Uno tiene la sensación de que en las canciones tecno-visuales, codificadas, de servovalve, se desarrolla una especie de música visual minimalista.
Lo visual, lo sónico y el Lingo mantienen una relación de cohesión.

Servovalve comparte con Lamarque y Birgé esta obsesión por la música de los multimedios. El trabajo de Lamarque en Pianographique es también musical y visual en casi igual medida. Pero nuevamente, si dejamos esto de lado, no es fácil comparar la obra de servovalve y la de Lamarque. Pianographique es un instrumento interactivo. El trabajo de servovalve no enfatiza la interactividad del mismo modo, y la música y lo visual son exclusivamente suyos. Además, servovalve es músico visual ejecutante y presenta sus obras en shows.

Luego está Jean-Jacques Birgé. Tiene amplia experiencia en muchos medios - escribe numerosos artículos para periódicos y revistas, así como poesías y textos para canciones, ha dirigido varias películas, producido docenas de grabaciones y cientos de espectáculos en vivo, y compuesto música para 200 películas y también para teatro, ballet, radio, CD-Roms, sitios web y grandes exposiciones. Pero como es el único de ellos que no usa Director, trabaja en colaboración con los otros y ha hecho obras con Schmitt, Durieu, Lamarque y Clauss. Realizó el audio para muchas de sus obras, no simplemente proveyendo el sonido, sino trabajando en una colaboración mucho más estrecha en la visión de la interactividad, los aspectos visuales y otras cosas: vale decir, en plena colaboración. Suelen reunirse en su casa. Y es probable que en Francia Birgé sea el más conocido de los seis. En Francia se lo conoce como el hombre de la música multimedial, y trabaja mucho, no sólo con nuestros otros cinco artistas, sino también con el audio de muchos proyectos en muchos medios.

Nicolas Clauss trabaja regularmente con Birgé. Birgé se ha ocupado del sonido en la mayoría de las obras que se encuentran en el sitio de Clauss. Clauss se inició como pintor, al igual que Lamarque. Y también se interesó mucho por el cine y el video. Las artes visuales realizadas a mano y sobre celuloide. No es programador, pero su trabajo en los intersticios que se producen entre la pintura, la codificación, el cine y el audio - en particular dada su bien desarrollada capacidad de hacerlo en equipo - ha producido como resultado obras de merecido reconocimiento en todo el mundo.

Al contemplar el trabajo de cualquiera de ellos, nos sentimos impresionados. Si contemplamos el de todos ellos, las relaciones entre los distintos enfoques y temas son, en mi opinión, fascinantes, y el campo que abarcan en conjunto es amplio y coherente. Esto tiene que ver, sin duda, con el hecho de que todo está realizado en Shockwave. Shockwave es un Flash de alto nivel. Existe desde 1987. Subraya la fusión de lo visual, lo sónico, el video y la programación. Pero la coherencia de su obra, vista colectivamente, tiene que ver sobre todo con la influencia mutua y con el trabajo de equipo. Y quizás también con las tradiciones de la cultura francesa. Por ejemplo, Guillaume Apollinaire decía:

Estos artificios pueden avanzar mucho más y consumar la síntesis de las artes, música, pintura y literatura... No debemos sorprendernos si, sólo con los medios que todavía tienen a su disposición, se esfuerzan por prepararse para este arte nuevo (más vasto que el arte simple de las palabras), donde, cual directores de una orquesta de una amplitud inconcebible, tendrán a su disposición el mundo entero, sus rumores y apariencias, el pensamiento y el lenguaje humano, el canto, la danza, todas las artes y todos los artificios, más espejismos de los que podía hacer surgir Morgana sobre el monte Gibel, para componer el libro visible y audible del futuro...
L'Esprit Nouveau et les Poètes, Apollinaire, 1917

Querría agradecer a los demás productores, traductores, y a los artistas, así como al Centro de Comunicaciones Creativas de Toronto, donde fui Artista Residente durante la producción de Paris Connection, por su ayuda y energía en la co-producción de este proyecto. En todo momento fue una deleitable labor colaborativa.

 

INTRODUCCIÓN por Jim Andrews
Traducción de Ana Maria Uribe
 
Cliquear para ir al tope del documento.
Co-publicado febrero de 2003, Nueva York, Río, Berlín, Toronto
 
Jean-Jacques Birgé Frédéric Durieu Jean-Luc Lamarque Nicolas Clauss Nicolas Clauss servovalve (Gregory Pignot) servovalve (Gregory Pignot) Antoine Schmitt